29 agosto, 2018

Alimentos para mascotas

El estudio sensorial de alimentos para mascotas es un campo relativamente novedoso. Sin embargo, no deja de ser importante ya que, aunque los consumidores no ingieren ese tipo comida, sí son los encargados de realizar su compra.

Para el consumidor, la percepción visual del alimento y su olor son uno los factores determinantes a la hora de la elección de un alimento, tanto para consumo propio como para sus mascotas, ya que esta decisión, entre otros factores, afectará al ambiente del hogar.

Mediante la percepción visual evaluamos el color, forma, textura, brillo y uniformidad del alimento, lo que nos permite tomar una decisión de compra sin ser conscientes de la influencia de estos parámetros en la elección final. Ocurre de igual forma con el sentido del olfato, cuyas sensaciones percibidas (agradables o desagradables)  nos influyen a comprar o no un determinado producto.

El empleo de pruebas de análisis sensorial descriptivas o afectivas sobre los alimentos para mascotas puede ser muy útil, entre otros aspectos, para: 

  • Detectar preferencias de compra entre diferentes tipos de piensos en base a su olor. Ej.: estudiar distintas formulaciones de piensos y establecer cuál es preferida para ser comprada en base a su olor inicial y el olor que deja en una habitación transcurrido un tiempo.
  • Detectar si existen diferencias entre un producto propio y un producto de otra empresa. Ej.: estudiar si existe una diferencia global o bien si es detectada por los consumidores.
  • Estudiar la intención de compra en base a la textura del pienso. Ej.: evaluar la granulosidad de un determinado pienso y el residuo que deja en las manos.
  • Estudiar la preferencia de los consumidores a unos colores u otros para la compra de alimentos para mascotas. Ej.: evaluar diferentes tonalidades y mezclas de colores de un pienso y establecer cuál es el idóneo para los consumidores.
  • Detectar si preferencias de compra en base al envase del producto. Ej.: comparar distintos modelos de envase para los piensos y evaluar la intención de compra de los consumidores.